Las dosis contra el coronavirus siguen pendientes para los nosocomios particulares, dijo Bertha Salinas, directora del Cemain.

Instituciones hospitalarias particulares continúan a la espera de la vacuna anticovid, mientras que el personal que labora en estos nosocomios se mantiene expuesto a los contagios del coronavirus, ven un desorden en el reparto de las dosis.

Bertha Laura Salinas, directora general del Hospital Cemain en Tampico, indicó que el gobierno federal no ha implementado un programa adecuado para la distribución del biológico, con lo cual ponen en evidencia un desorden y falta de coordinación.

Señaló que ya se encuentran preparados con contenedores especiales para recibir las vacunas con el cuidado correspondiente que se requiere, además de haber enviado con anticipación un censo a la Secretaría de Salud.

“Estábamos esperando para esta semana que se nos proporcionara la vacuna necesaria para el personal que labora en las áreas covid; es decir, los hospitales se han dividido en dos partes a través de los censos que hemos enviado a la Federación, desde médicos y enfermeras que están en la primera línea, al igual que camilleros, así como el personal del servicio de limpieza y de quienes se encargan de los equipos médicos que se relacionan con los sitios donde están internados los pacientes covid, quienes representan un tercio de los colaboradores que tiene un hospital”.

Precisó que es ilógico que manden 20 mil vacunas a Campeche, que está en semáforo verde, para los maestros que se encuentran dando clases a distancia y no están expuestos como el personal médico.

“El ánimo de nuestro personal médico se ha visto muy afectado, sabemos que hay pocas vacunas para la población total de México, creo que la Federación no ha dimensionado correctamente este problema; el que se dé preferencia al personal de salud es porque son los que tienen que atender a los pacientes, ellos no quieren diplomas o condecoraciones, sino que se les asegure que van a estar protegidos y que les apliquen las vacunas y no que se esté dando prioridad a otras personas, como los llamados servidores de la nación, lo cual provoca irritación en el personal médico”.

Información de Milenio